Todo sobre el tratamiento de la demencia

Cuando alguien en tu vida muestra los signos de la demencia, descubrir qué hacer a continuación puede ser abrumador. Como cuidadores, podemos sentirnos enojados, devastados o simplemente creer que no seremos capaces. Recoger información puede ayudarte: investigar qué opciones de tratamiento de la demencia existen y cuáles podrían ser las mejores para tu ser querido sería algo importante a realizar en un primer momento. Dependiendo de la causa específica de la demencia, puedes optar por tratar la afección subyacente o sus síntomas. También hay una serie de tratamientos alternativos, remedios caseros y centros especializados en demencias para hacer que la vida cotidiana sea más cómoda y aliviar las dificultades causadas por la demencia.

Tratamiento de las causas subyacentes de la demencia

Cuando las afecciones mentales son causadas por afecciones tratables, el mejor tratamiento para la demencia puede ser abordar estos problemas de salud subyacentes. Los tratamientos farmacológicos han demostrado su eficacia en el tratamiento de algunos aspectos de la enfermedad de Alzheimer. Del mismo modo, los medicamentos que tratan la presión arterial alta y otras afecciones que conducen al accidente cerebrovascular también pueden prevenir la demencia vascular resultante. La demencia causada por deficiencias nutricionales, enfermedad de las tiroides o problemas cardíacos también se pueden tratar al abordar la enfermedad subyacente.

Tratamiento de los síntoma de la demencia

Con algunas causas de demencia, no es posible curar la afección subyacente, por lo que el tratamiento de la demencia se enfoca en aliviar los síntomas. Esto puede ayudar a reducir la angustia y la interrupción tanto para el cuidador como para el paciente. Los diferentes tipos de tratamientos farmacológicos, por supuesto, se aplican a diferentes categorías de síntomas:

Los síntomas cognitivos generalmente se tratan con inhibidores de colinesterasa o memantina, que estimulan las redes de comunicación del cerebro y mejoran el funcionamiento cognitivo.

demencia todo sobre su tratamiento

Los síntomas musculares se pueden tratar con medicamentos contra el Parkinson, aunque este tipo de tratamiento de la demencia puede tener efectos secundarios no deseados.

Los síntomas conductuales y los delirios se controlan con medicamentos antipsicóticos, medicamentos antidepresivos o sedantes, aunque estos también pueden tener efectos secundarios.

Tratamiento alternativos para la demencia

Las opciones alternativas y libres de medicamentos son otra forma de abordar el tema del tratamiento de la demencia. Los remedios alternativos que algunos han encontrado útiles incluyen vitamina E, omega-3, coenzima Q10, ginkgo biloba y huperzina A. Recuerda que algunos tratamientos a base de hierbas pueden interferir con el tratamiento regular con medicamentos, así que asegúrate de consultar con un profesional antes de administrar cualquier medicamento alternativo.
También hay muchos tratamientos y terapias contra la demencia que no son medicamentos para abordar problemas específicos, como la terapia del habla para problemas del lenguaje o simplemente para ayudar a los pacientes a relajarse, como terapia de masajes, aromaterapia, musicoterapia y ejercicio regular. Algunos tipos de ejercicio estimulan el cerebro y el cuerpo, como el tai-chi, que recientemente se demostró que promueve la mejora cognitiva en las personas mayores. La actividad mental regular, ya sea mediante acertijos, juegos de ordenador u otros pasatiempos estimulantes también protege contra la futura contracción del cerebro y mejora la agudeza mental.

Tratamiento de la demencia en el hogar

Los cuidadores pueden crear un entorno hogareño seguro, de apoyo y saludable para sus seres queridos con demencia siguiendo unas simples pautas:

  • Asegúrate de que el ambiente del hogar sea seguro, tranquilo y estable.
  • Comunícate clara y lentamente, usando gestos cuando sea apropiado.
  • Fomenta el ejercicio regular y un estilo de vida saludable.
  • Anticípate a las necesidades de tu ser querido.
  • Ayuda a manejar sus problemas físicos y de comportamiento.
  • Haz uso de recordatorios, notas y rituales para ayudar a su memoria.
  • Cuida al cuidador: ¡busca apoyo o asesoramiento si lo necesitas!



¿Vivir en un centro para mayores especializado en Demencia?

Una de las consideraciones más importantes en el tratamiento de la demencia es si se debe ingresar a un miembro de la familia en un centro para mayores a largo plazo y cuándo hacerlo. A veces, la progresión de la enfermedad llega a un punto en que los cuidadores ya no pueden apoyar emocional, física o financieramente a su ser querido.

Para aquellos que favorecen la atención domiciliaria, las opciones de tratamiento como una enfermera visitante o un centro de día para mayores pueden ser una excelente manera de aliviar parte de la presión sobre los cuidadores.

Independientemente de las opciones que prefieras, recuerda que los recursos profesionales y la asistencia, incluidos los grupos de apoyo y las asociaciones, están siempre disponibles para ayudarte a lograr que tu ser querido reciba el tratamiento de la demencia adecuado para él o ella.

Medicamentos para la demencia

El tratamiento de la demencia depende completamente de la naturaleza de la causa subyacente y de si se considera reversible o no. En general, las causas reversibles de la demencia, como la deficiencia de vitaminas o los trastornos metabólicos, se pueden tratar con mucho éxito con métodos directos. Por ejemplo, los médicos pueden detener y revertir los efectos de la demencia del hipotiroidismo mediante la prescripción de la hormona tiroidea adecuada; la depresión ahora se puede manejar de manera muy efectiva combinando la psicoterapia con medicamentos antidepresivos; y si ciertos medicamentos estaban causando efectos secundarios de la demencia, simplemente detener el uso de los medicamentos ofensivos resolverá la demencia. Sin embargo, debido a que la mayoría de los casos de demencia son irreversibles, el tratamiento generalmente implica medicamentos para aliviar los síntomas y la creación de un entorno seguro y de apoyo para ayudar al paciente a funcionar lo mejor posible durante el mayor tiempo posible.

Actualmente hay varios medicamentos recetados que se han desarrollado para la enfermedad de Alzheimer que pueden retrasar la progresión de la demencia. Funcionan al prevenir la descomposición de un químico cerebral llamado acetilcolina y generalmente solo son efectivos en casos leves a moderados de demencia. Debido a que estos solo funcionarán por un tiempo limitado para retrasar los síntomas, es importante comenzar el tratamiento lo más temprano posible para obtener el máximo efecto, razón por la cual el diagnóstico temprano es tan crítico. Los medicamentos que hay actualmente en el mercado solo pueden retrasar la progresión de la demencia y no pueden ‘curarla’.

Una de las cosas más importantes que los médicos suelen hacer primero en la atención de la demencia es tratar cualquier depresión asociada con medicamentos y psicoterapia apropiados. Incluso si la demencia no es causada por una depresión subyacente (pseudodemencia), el tratamiento de la depresión puede mejorar en gran medida la condición general y la calidad de vida del paciente.

Los trastornos del sueño también se pueden tratar con los medicamentos apropiados, aunque generalmente se prefieren los sedantes de acción más corta en dosis más bajas. Estos sedantes también se pueden usar para tratar la ansiedad si es necesario.

Progreso de la investigación de la demencia

Cada año, los avances en la ciencia de la investigación y la tecnología biomédica continúan arrojando nueva luz sobre la naturaleza subyacente de las enfermedades cerebrales que causan la demencia. Y con el envejecimiento de la población de ‘baby boomers’, el ciencia tiene la misión de aprender más sobre la demencia y curar la enfermedad de Alzheimer para el año 2025.

Con estos nuevos descubrimientos viene renovada la esperanza de que algún día los científicos desarrollen una cura eficaz o preventiva para los millones de personas que la padecen. Pero aunque el progreso ha sido rápido, no siempre es constante, ordenado ni lineal, por lo que es extremadamente difícil, si no imposible, que cualquier persona se mantenga al día con la última información sobre demencia. Es por eso que es tan importante consultar con un médico cualificado (como un internista geriátrico, un psiquiatra geriátrico o un neurólogo) que esté informado de los avances más recientes en diagnóstico y tratamiento. Habla con tu médico sobre las opciones, los recursos y la información sobre la demencia disponibles para ti en tu zona geográfica; es posible que él o ella sean la persona adecuada que pueda ayudarte, o que pueda derivarte a un especialista que pueda hacerlo. Si sospechas que tú o alguien a quien amas puede tener demencia, no esperes ni un segundo: cuanto antes sepas qué es lo que pasa, más pronto podrás ayudarte o ayudar a tu ser querido.

Silvia autora en el blog de topMAYORESQuién ha escrito este artículo:

“Soy Silvia, psicóloga especialista en Psicogerontología y en Ansiedad y Estrés. Me encanta la psicología y principalmente, su relación con temas de salud, algo habitualmente olvidado y la investigación. En topMAYORES intentaré colaborar con la elaboración de artículos relacionados con temas de cuidados y salud, que puedan ser de tu interés, así como otro tipos de artículos relacionados con los mayores. Me tenéis a vuestra entera disposición para sugerencias en relación a aquellos temas de los que os gustaría conocer más cosas. Un saludo.”

Silvia Hernández, psicóloga especialista en Psicogerontología



Artículos y Consejos relacionados:

Síntomas que advierten del Alzheimer

Diferencias entre Demencia y Alzheimer

Qué es Alzheimer de inicio temprano

Encuentra la ayuda perfecta para mayores:


¿Necesitas ayuda? Habla con nosotros ¡GRATIS!

Residencias para mayores más populares:

✩topRESIDENCIAS

Ver todo

Centros de día para mayores más populares:

✩topCENTROS

Ver todo


Hospitales y Centros de rehabilitación más populares:

✩topHOSPITALES

Ver todo

AVISO SOBRE ESTE ARTÍCULO: Nos esforzamos por mantener un alto grado de precisión en la información proporcionada, pero esta no pretende promesa o garantía sobre la exactitud, integridad o adecuación de la información contenida en topMAYORES o vinculada a topMAYORES.es o sus sitios web asociados. En todo caso, quien utiliza este sitio web lo hace por su propia cuenta y riesgo. La compañía, sus socios, colaboradores, empleados y representantes no se responsabilizan de los errores u omisiones de los que pudieran adolecer los contenidos de este sitio web u otros contenidos a los que se pueda acceder a través del mismo. La Compañía, sus socios, colaboradores, empleados y representantes tampoco podrán ser considerados responsables por cualesquiera daños derivados de la utilización de este sitio web, ni por cualquier actuación realizada sobre la base de la información que en él se facilita. La información presentada en este sitio web no es un consejo médico, ni un servicio médico de referencia.


Escribe a continuación tus dudas o comentarios sobre el artículo: